V. El Laurel de la puerta de tu casa. 10 de julio de 2016.

Aquel, laurel de hojas frondosas y verdes, que un día salpimentó los arroces de domingo, no está. Aquel, frente a la puerta de la casa de Lorca, ya no está. No sabes desde cuando, pero no está. Sólo sabes, que tienes que correr... a plantar otro laurel. No pienso volver a Cádiz sin ti. Ni hacer [...]

IV. Caminos equivocados. 14 de julio de 2016.

De todo fueron capaces de aprender, que caminos más largos y duros se habían intentado, que suele el tiempo correr y que no se puede desandar, él camino andado. Que no pesan las piedras cuando hay ganas, que casi todos los pijamas están de más, cuando es contigo. Que sin ti, también me levantaría, que [...]

III. Las Perseidas. 18 de julio de 2015.

Cisne estaba justo en el Zenit mientras Tauro, aparecía sobre el horizonte. Las lagrimas de Perseo caían por su espalda. A cada palo mas duro, como un olivo. Y a cada lagrima, mas fuerte. Esperando el invierno, para dar su fruto. Las lagrimas de San Lorenzo sirven para pedir deseos o para dar las gracias. No puedo compartir que [...]

XXII. Las dos torres de Abdera. 30 de julio de 2015.

Entre las dos torres de Abdera, la princesa cruzó la delgada línea que separaba el cielo... de la tierra. Dicen que si las líneas no se cruzan en el presente, se pueden cruzar en el futuro. El secreto está oculto y a la vista, de todos entre las dos torres, entre la verdad y la mentira. [...]

II. Somos dos piedras. 14 de julio de 2016.

No se trata de ti, o de mi, escribo de nosotros. De nuestra catedral. De ti y de mi, como piedras esculpidas por las olas, por el viento de las cumbres. Somos un poco piedras de muchos sitios, sopladas y talladas por nuestra historia. De roca ostionera y pizarra. De levante y de poniente. Piedras de [...]

I. El fracaso. 4 de agosto de 2015

El fracaso es una parte de mi... y de tus caderas. Llevamos tanto tiempo fracasando juntos, cada uno en su vida, cada uno a su manera, que hemos hecho de nuestros fracasos conjuntos un estrecho camino hacia Roma. Si todos mis fracasos me conducen a ti, si todos los caminos me llevan a hacia tus [...]

Dos. El destino

Dama chiquitilla, un poco caprichosa y vestida de rojo. Inevitable, insalvable. El destino es así, no hoy, es así desde siempre. Contigo las casualidades son extremadamente casualidosas, contigo las casualidades se visten  de rojo pasión, y de absoluta casualidad están dibujados tus pétalos. Mi mundo es mejor porque tú eres destino. No pienso volver a Cádiz sin ti, ni escribir sin verme [...]