Diez. Aquellos viajes con pijama

IMG_4316_modificada.jpg

No preciso viajar lejos
para hallar lo que deseo.

Tu boca roja, en la mía,
dejar que tu alcoba sea,
nuestro último destino
tren de pasión al cielo.

Que no quieras desaparecer
por lo menos hasta mañana
hasta que estén empapadas
las sabanas, de vino y rosas.

No soy yo de necesitar de,
mentiras piadosas y menos
al borde una cama robada
a la pereza, por las ganas.

Pereza amontonada en
mil gastados montones
de pijamas amontonados,
hasta rebosar las copas.

Nunca supe que hacer,
para que sonaran mejor
aquellos discos rallados
que no te, nos gustaban.

Sonaban llevándonos al
borde de mis ruinas, a tu,
final de nuestra Pompeya.
A otra gastada mañana.

Lejos quedan los trenes
que iban tristes al norte
descargados de ilusiones.
Prefiero no tener de nada.

Prefiero sembrar arriates
de margaritas en ajenos
jardines llenos de besos
que sin ti no se amontonan.

Versos escritos, lejos de
aquellos versos nacidos
en la vega de Granada,
o en la Caleta de Cádiz.

Necesitar no necesito más,
nada más, que encontrarte
en rincón al otro lado de tu
de mi, o no, de nuestra cama.

Son cosas que pasan, al ver arriates de margaritas en tu pelo.

No pienso volver a Cádiz sin ti, ni seré yo quien te deje llevar pijama a la luz del faro de la Caleta.

Puedes seguirme también en Instagram, Facebook, o en el camino de la vida

#cuentosdesdemijardindepeces #nopiensovolveracadizsinti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s