Nueve. El desayuno

IMG_8427.jpg

Buenos días.

A mí, me gusta
dártelos, sin más,
sin que te despiertes.
Sin más, sin menos.

Me gusta hacerlo
desde tus pies, a
los pies de tu cama.
Sin respirar.

Me gusta contar en
tus muñecas latidos,
cada vez entre sí,
más cercanos.

El sol llena tu cuello
de besos al amanecer,
y sin tocarte, y sin más
te desnuda. Cada mañana.

Me gusta ese olor rojo
de claveles reventones,
que con solo pensarte,
me viene a ti. Al alba.

Me gusta que seas esa
ventana que mira a la mar
con un futuro incierto,
me gusta despertarnos.

Me gusta que sonrías
a la vida,
a la mañana,
y medio dormida,
mientras sube el café
me busques para darnos,
otra vez los Buenos días.

No pienso volver a Cádiz sin ti, ni dejar de desayunarte todos los días.

Puedes seguirme también en Instagram, Facebook, o en el camino de la vida

#cuentosdesdemijardindepeces #nopiensovolveracadizsinti

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s