III. Las Perseidas. 18 de julio de 2015.

10983184_10153542473593139_760115287974739551_n.jpg

Cisne estaba justo en el Zenit
mientras Tauro, aparecía
sobre el horizonte.
Las lagrimas de Perseo
caían por su espalda.

A cada palo mas duro,
como un olivo.
Y a cada lagrima,
mas fuerte.
Esperando el invierno,
para dar su fruto.

Las lagrimas de San Lorenzo sirven
para pedir deseos o para dar las gracias.

No puedo compartir que la vida sea triste,
jamás tuve motivos para ello.

No pienso volver a Cádiz sin ti. Ni pienso ir a ver más estrellas sin secuestrarte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s